sábado, 23 de septiembre de 2017

A golpe de asta

Golpes de astas
Ruido en las montañas.
Golpes de piedras
Entre las cavernas.
Berrido de ciervo.
Gruñiendo adentro.
Pero escuchando su celo
En la noche estrellada.
Rocío que empapa
La concha enpedrada
Y su dedo acaricia
Sin decir nada.
Aulla entonces
La loba enfurecida,
Con la piel ardiendo
Erizada y endurecida.
Es la química
Entre dos cuerpos.
Y la tierra en convulsiones
Provocando muertos

martes, 12 de septiembre de 2017

Alimoche

Se vislumbra un alimoche
Entre las montañas,
Lejano y distante
Pero aún así acompaña.
Veo una nube muy alargada
Besando la falda,
De la espesura del bosque
Que hay dentro de tu alma.
Pero el cielo clarea
A esta hora temprana.
Como mi sueño
Que nunca se acaba.
Es por eso que
Quisiera dormir.
Dormir y soñar,
entre la hierba altiva,
De tu esperanza,
Y mientras descansas,
Envolver en mi interior
A tu raíz.
Aquella por la cual
mis sueños se escapan.
Elevarme después
por entre tus ramas
Hasta la Copa
De tu sonrisa,
Que traicionera
Me siembra,
Me siembra y me llena
De dulces de avellana.



lunes, 7 de agosto de 2017

Naturaleza

Es la certeza.
La agudeza.
Es el sentir
Mi naturaleza.
Es El cuervo
Que grazna bajo el cielo nublado.
Es el oso perseguido
El perro lobo en manada
Asesinando al
Inocente cordero manso.
Es el grito agudo y oscuro
Que deja el pecho encogido
Los sentidos alerta y
Los labios conjurando.
Es el frío de
la escarpada piedra
Dentro palpitando.
Es la mentira que
Corre rugiente y alegre
Como río Bravo.
Y la verdad que se asienta
Cuando llueve, sin llover.
amenazando tormenta.
Por ser de oscura piel.
Su cielo estrellado.
Y sin ser pero siendo,
Es el sentir de mi naturaleza.
Que renace invitando.
A que miren de frente
Y no de soslayo.
Y de paso que no cruzen el puente.
Que embrujado esta el otro lado.











viernes, 28 de julio de 2017

La espera

Y si llegara por casualidad,
El tan esperado Otoño,
Con sus paisajes verdes.
Llenos de ocres y rojos.
Y si llegara por casualidad
Cuando menos lo esperase
Y me mirara cara a cara,
Pidiendo que lo amase. ¿No sería yo, de género bobo,
Aún sabiendo cuán de cierto
Cuán de sincero es,
Su beso, promesa de lluvia,
Su abrazo, de cielo nublado,
Y aún así no hacerlo caso
Mirando hacía otro lado,
Hacia el invierno que viste de frío,
O tal vez más lejano,
Suspirando,
Por la calidez de una primavera,
temprana y traicionera,
Por ser de energía tan llena?.
No sería pues,
Yo, de género bobo.
Si no le sonriera,
Con la boca cómo una Luna,
Cuando crece desnuda,
Dejando apenas verse
Entre los ramajes verdes
De este futuro Otoño,
Cuando por casualidad apareciera,
Mirando me cara cara,
Al observar yo desde la ventana.
Con los ojos del corazón y la mente,
A aquello que sucede,
Mientras todo el valle duerme,
Y la noche sea cerrada,
Y el Otoño me abrazara
Con sus hermosos ojos verdes?.
Claro que sería tontuna,
No vestirme de barranco
No peinarme de Angostura,
Y calzarme de éste olor pirenaico,
Para estar a la altura,
Cuando viniera a visitarme
El Otoño y su frescura.

lunes, 24 de julio de 2017

Volver

Vuelven las ganas. .
De manera pausada
Vuelve la melancolía
De la seguridad.
De esa que siempre se me escapa.
Vuelves tú,
Con cada palabra
De cada sonido,
Cada melodía,
En la memoria anclada.
Y en las sonrisas indisimuladas
Y en las alegres miradas
Vuelven a mi.
Y entonces me entran
las ganas de ti.

sábado, 22 de julio de 2017

El Cuervo

Vuela alto, sobre el arco iris,
Más allá de cualquier ilusión, 
Sea óptica o del corazón. 
Vuela y observa 
con el ojo del pájaro 
Lo que ocurre allá abajo,
En la Montañesa tierra
De sueños y deseos llena.
Y desde el exterior,
No desde dentro hacia afuera,
Si no como el Cuervo, 
Cuando se posa 
en la  verde emramada,
Y sin tocar siquiera,
Ni con su voz
Ni Tampoco con sus alas,
Y sin que se le vea,
Ni se le sienta.
Observa y llenate 
De quienes habitan
Durante éste tu viaje.
En este valle de aguas,
Aguas frías y turbulentas.
Aquellos que casi,
sin darse cuenta besan,
en cada acción Íntima 
y sin espectador.
A tu negro cuerpo
A Tu Blanca alma, 
Alma de cuervo.
Cuervo que baila
Cómo águila emperador,
Y que con sólo su mirar
Te llama

domingo, 25 de junio de 2017

Agazapado


Y ella sabe..
Que el lugar hace a la persona
Y las vivencias hacen al saber.
Que no hay nada por lo que correr.
Nada vale tanto cómo para sacar la lengua y andar tras el tiempo arrastrado.
Pues el tiempo, si se quiere, se deja oler,
como un cuerpo desnudo k se siente pero no se ve.
Pues tras la penumbra
La estrella oculta.
Oculta y permanente
De quien acompaña
De la mente, a través.
Tras la negrura
Del bosque cerrado
Un corazón que aún pareciendo helado
Arde de embrujo
Como encantado
Tras el sinuoso baile
De sombras enganchado
La mirada del lobo
Que de hambre
Le grita aullando.
Tras ella,
El leopardo,
Que acecha
Agazapado.